miércoles, 18 de mayo de 2011

TRAMPA PARA OSOS, Manuel Villena

TRAMPA PARA OSOS

Yo era un pétalo de rosa muy exquisito y tú
el cabestrillo más zahorí, con esos ojos tuyos negros.
Y todo era muy bonito: el sol, la música, el mar.
Y las olas riéndose coquetas una y otra vez,
y una y otra vez mirándose en aquel cielo azogado
todo cubierto de dátiles.
Y tú y yo, y el brillo intenso de tus pupilas
cuando extendías los brazos, ladeabas la cabeza,
y sin hablar decías:
quién me quiere a mí, quién me quiere a mí.

MANUEL VILLENA

0 comentarios: