jueves, 14 de julio de 2011

LA NOCHE, Víctor Botas

LA NOCHE

Mírala bien, demonios: es la Noche;
ópalo o vértigo solitario y mudo. Soy yo —nada
de nada: polvo, angustia, humo—
quien aquí te la entrega (es mi regalo)
inútil, mas cargada de leyendas y mitos.
Cien astrólogos quietos, cien poetas, cien
locos —pero locos
de atar—
              bajo el arco cambiante de la luna escarlata,
para ti la inventaron. Poco a poco. Sin prisa.
VÍCTOR BOTAS

0 comentarios: