miércoles, 24 de julio de 2013

CORRECCIÓN, Ana Clavel


CORRECCIÓN

   Por  fin  habían  recapturado  a  la  pequeña  Alicia.  La  Reina  de  Corazones se frotaba las manos con delectación. A su lado, el  rey, buscando complacerla, ordenó:
   ―¡Que le corten la cabeza!
   ―No ―objetó la reina―. Esta vez haré honor a mi nombre: ¡Que me traigan su corazón!


JOSÉ MANUEL ORTIZ SOTO & FERNANDO SÁNCHEZ CLELO, Alebrije de palabras. Escritores mexicanos en breve, Puebla, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, 2013, p. 21.

0 comentarios: