sábado, 13 de julio de 2013

ME AHOGAS. NO ME OLVIDES, Nuria Barrios


ME AHOGAS. NO ME OLVIDES
(Sombra II)

   Todas las noches de luna llena, me levanto de la cama y en la habitación vacía, desnuda, bailo con tu sombra. Si entonces aparecieras, huiría. Correría lejos sin escuchar mi corazón. ¿Has enloquecido? Sin volver la cabeza. ¿Qué haces obstinada? Sin detener mis piernas. ¿No vamos en dirección contraria? No. No. No. Me salvo, te salvo, nos salvo a ti y a mí. ¿Por qué insistes en volver, maldito necio? El presente es un país donde jamás estaremos juntos.
   Estás aquí, a distancia. Invisible, clavado bien dentro. Ahí, en el centro, donde nadie, ni siquiera yo, puede verte. Del pasado me queda este soplo en el corazón. Dices que estoy enferma. Sí, de ti. Sin ti, no queda más que tierra calcinada. Nada. Ni esquinas donde esconderme ni sueños que me protejan de la luz. Pero escúchame bien: bajo tu sombra crece el amor que yo doy, y no puedo darte, el amor que deseo, y no puedes darme. ¿Entienden necio? Te necesito así. Sin estar, sin olvidarme, sin reclamar, sin olvidarme.
   Me ahogas. No me olvides.


NURIA BARRIOS, Amores patológicos, Ediciones B, Barcelona, 1998, pp. 145-146.

Fotografía: André Kertèsz

0 comentarios: