jueves, 1 de agosto de 2013

[EL SUICIDIO...], Juan Bonilla & Edouard Manet



   El suicidio no deja de ser una forma de muerte natural por una parte. Y un crimen pasional por otra: el suicida se mata porque alguien a quien quería —él mismo— ha dejado de quererle. Y quizá había dejado de quererse.


JUAN BONILLA, Prohibido entrar sin pantalones, Seix Barral, Barcelona, 2013, p. 372.

0 comentarios: