viernes, 30 de agosto de 2013

[PENSABA QUE LAS CALAS ERAN TAZAS...], María José Ferrada & Zuzanna Celej


Pensaba que las calas eran tazas.
Y tomaba en ellas la leche de la tarde.
Mis únicos invitados eran los caracoles
y una nube blanca de la que sacaba azúcar para la merienda.


El abuelo titilaba en las flores del manzano.

Y todo
era perfecto.


MARÍA JOSÉ FERRADA, El idioma secreto, Faktoría de Libros, Pontevedra, 2013. pp. 36-37.

0 comentarios: