jueves, 26 de septiembre de 2013

ESFERA TREPIDANTE, Gemma Pellicer


ESFERA TREPIDANTE

   Al niño se le escapa el globo en un descuido y, casi de inmediato, siente un pinchazo en el costado. Cae al suelo en una pirueta impropia de su edad justo en el momento en que ha empezado a faltarle el aire. Apenas alza su cabeza al cielo, logra atisbar el vuelo trepidante de la esfera, que sigue alejándose mientras su cuerpo poco a poco se deshincha. En el instante preciso en que se le cierren los ojos, desaparecerá la Tierra.




FERNANDO VALLS, Mar de pirañas, Menoscuarto, Palencia, 2012, p. 232.

0 comentarios: