jueves, 17 de octubre de 2013

[EL PROBLEMA...], Roger Wolfe

 


   El problema de declararle la guerra a la vida es que luego te puedes encontrar con que deseas firmar la paz pero la vida no quiere saber nada absolutamente del asunto.

&
 

0 comentarios: