lunes, 7 de septiembre de 2015

[EL HOMBRE QUE OLVIDA UNA OFENSA...], Giacomo Casanova

  
El hombre que olvida una ofensa, no la perdona, la olvida, pues el perdón parte de un sentimiento heroico, de un corazón noble, de un espíritu generoso, mientras que el olvido viene de una debilidad de la memoria, o de la despreocupación, amiga de un alma pacífica, y frecuentemente, de la necesidad de calma y de tranquilidad; en efecto, el odio, a la larga, mata al infortunado que se complace en alimentarlo.

GIACOMO CASANOVA, Máximas y anécdotas, Comanegra, Barcelona, 2010, p. 40.
&
Sandra Strazdaite

0 comentarios: