domingo, 18 de octubre de 2015

EXIGENCIAS DEL MERCADO


EXIGENCIAS DEL MERCADO

   Me acerqué despacio a Pinocho y acaricié su pelo de lana sintética. Dormía, agotado, dolorido. Ni alas ni posibilidad alguna de ingravidez, sólo un cuerpo de madera y pesadas cargas de tornillo en las articulaciones. Hoy he intentado explicarle la nueva historia de Peter Pan que triunfa en los escaparates. Pero su mirada no fue amistosa y no puedo evitar que idolatre e intente emular al jovenzuelo de verde que planea por las noches y se posa en el alféizar. Como Blancanieves que soy, entiendo su confusión. Yo también he sido víctima de esta disparatada reescritura de los cuentos.

&
Dina Goldstein

0 comentarios: