domingo, 17 de enero de 2016

[PONER FIN AL DOLOR...], Ramón Andrés

   Poner fin al dolor, bien sea moral o físico, acabar con el aislamiento, dar por concluido un camino dominado por la precariedad y lo adverso, no soportar el abandono, la injusticia, la vergüenza, el acoso, sucumbir al miedo atenazador de una guerra o de una epidemia, la confirmación de un diagnóstico temido, la incapacidad de asumir una pérdida familiar, haber sido violado, no tolerar la indiferencia ajena, el  honor  ofendido, sentirse  excluido  del  mundo,  verse  cercado  por  el tedio,  morir  por  venganza, decidir sin saber en el fondo la razón por la que se desea desaparecer, el inmotivado adiós, son situaciones, entre otras, que conducen a conjeturar la existencia.


RAMÓN ANDRÉS, Semper dolens. Historia del suicidio en Occidente, Acantilado, Barcelona, 2015, p. 11.
&
Lucas Cranach el viejo
 

0 comentarios: