lunes, 15 de febrero de 2016

[YO ME ACORDÉ DE BRUNO...], Celso Castro

yo me acordé de bruno, de lo que decía de las explicaciones, y que los hombres se debatían entre la religión y la ciencia, y que la religión era una huida hada atrás y la ciencia una huida hacia delante, y que los intentos de hacer de la religión una ciencia habían fracasado, y que los intentos actuales de hacer de la ciencia una religión fracasarían de la misma manera —irremediablemente...— y que sólo los poetas vivíamos cada instante, manteníamos el difícil equilibrio del instante —sobre esos viejos abismos...

CELSO CASTRO, Astillas, Libros del silencio, Barcelona, 2011, pp. 177-178.
&
Hans Bellmer

0 comentarios: