lunes, 20 de febrero de 2017

EL SALTAMONTES Y LA HORMIGA, Ambrose Bierce


EL SALTAMONTES Y LA HORMIGA

   Un día de invierno, un Saltamontes hambriento le pidió a una Hormiga que le diera un poco de los víveres que había almacenado.
   —¿Por qué — dijo la Hormiga — no pensabas en guardar comida en vez de pasarte el tiempo cantando?
   —Ya lo hice — dijo el Saltamontes — ya lo hice; pero tus compañeras se tiraron encima y se lo llevaron todo.

Ambrose Bierce
&
Edward Bawden

0 comentarios: