miércoles, 6 de octubre de 2010

PRÉLUDE DE LA PORTE HÉROÏQUE DU CIEL, José Luis Jover

PRÉLUDE DE LA PORTE HÉROÏQUE DU CIEL
(Erik Satie)


De muy niño, cuando tenía un año, y menos, se dormía con una música que su madre hacía sonar en el gramófono. Era un piano. Luego pasó el tiempo, y hubo un momento en el que ya no volvió a escuchar aquella música. Después olvidó qué música era. Y al final ni siquiera recordaba que hubiera habido alguna vez una música con la que de niño se dormía. Anciano ya y enfermo, una noche soñó escuchar aquel piano y aquella música, que reconoció enseguida, en el sueño. Y ya no despertó.


JOSÉ LUIS JOVER, A esta baraja le faltan corazones, Pre-Textos, Valencia, 1993, página 27

0 comentarios: