lunes, 6 de febrero de 2012

QUIÉN SABE, Vladimir Holan


QUIÉN SABE

Cuando llueve, las montañas son uno de los indicios
de suavidad seca.
Pero quién sabe si buscados
como la sombra durante la siega,
no oímos solamente la hoja marchita
de no estar hojeando un libro demasiado viejo,
de no recordar la sutura craneal del rayo
y de no llover en el futuro.

VLADIMIR HOLAN, Pero existe la música, Icaria, Barcelona, 1996, p. 93.

0 comentarios: