domingo, 11 de noviembre de 2018

[EL DOLOR QUE DE NIÑOS...], Elisabeth Strout


El dolor que de niños apretamos contra el pecho, [...] dura toda la vida, con una nostalgia tan profunda que ni siquiera eres capaz de llorar. Lo agarramos con fuerza, sí, con cada latido del corazón convulso: “esto es mío, esto es mío, esto es mío”. 

 ELISABETH STROUT, Me llamo Lucy Burton, Duomo, Barcelona, 2016.
&
Peter Allert

0 comentarios: