domingo, 19 de septiembre de 2010

PLEGARIA, Eloy Sánchez Rosillo





PLEGARIA


Que este dolor tan grande no sea en vano,
que aquí, en mi pecho, poco a poco vaya
transformando en luz tanta tiniebla;

que no olvide el legado del espanto
ni la lección de la desesperanza
si alguna vez este dolor me deja.


ELOY SÁNCHEZ ROSILLO, La certeza, Tusquets, Barcelona, 2005, página 33.

0 comentarios: