domingo, 5 de diciembre de 2010

TALES REVISITED, Ginés S. Cutillas


Tales revisited

Come writers and critics
Who prophesize with your pen
And keep your eyes wide
The chance won't come again
And don‘t speak too soon
For the wheel’s still in spin.

BOB DYLAN
The times they are a-changin’

A la hora de comer, se reunieron los siete en asamblea extraordinaria y procedieron a la votación: aquella misma tarde, Blancanieves bajaría a la mina.

Blowin’ in the wind

Los dos cerditos, aún con las pajitas largas en la mano, se abrazaban felicitándose por la resolución del conflicto.

It’s all over now, baby blue

Gretel, hambrienta, convenció a la bruja para que le diera un poco.

Just like a woman

A la pregunta del escudero de por qué no besaba a la Bella Durmiente, el príncipe, bajando la mirada, respondió: «¿De verdad no lo sabes?».

You ain’t goin’ nowhere

¿Y yo por qué no puedo ir contigo al congreso de monstruos? —preguntó Bella—. No te avergonzarás de mí... ¿Verdad?

Don’t think twice, it’s all right

Si la cirugía adelanta el proceso —pensó el patito—, ¿para qué esperar?

It hurts me too

Gepetto se quedó sin leña para el frío invierno.

Knockin’ on heaven’s door

Exhaustos, todavía jadeando, acordaron la siguiente fantasía: ahora ella haría de lobo y él de jovencita ingenua.

Like a rolling stone

Al amanecer, la harapienta Cenicienta seguía baiando en la discoteca como una posesa.

Baby stop crying

El capitán Ahab no conseguió hacerle entender a la Sirenita, antes de que muriera, el concepto de «daño colateral».

Mr. Tambourine Man

El músico de Hamelin no encontró la flauta y usó los timbales. Todos los elefantes abandonaron la ciudad.

The man in me

¡Mírela, señoría! —exclamó Peter señalando a la sollozante Wendy—. ¿Acaso no hubiera hecho usted lo mismo? ¿No le hubiera cortado la mano también a ese repugnante pirata?

Simple twist of fate

La multinacional despidió a la torpe lechera. El quinto cántaro lo llevaría la equilibrista.

I shall be free

—¿Y cuánto decís que me vais a pagar?—pregunto ofendida la cigarra a las hormigas.


GINÉS S. CUTILLAS, Un koala en el armario, Cuadernos del Vigía, Granada, 2010, pp. 85-88.

3 comentarios:

matigelmo dijo...

Siempre me sorprendo y no debería, como ves sigo entrando en blogs interesantes...muy interesantes (además de Webos fritos)

Francisco dijo...

Si la web enseña a mezclar con tanto éxito, chocolate, nueces, melocotones, harina y huevo...


será mejor que no nos visite tanto.


FRC

Gonzalo H. dijo...

...Y más placer da escucharlos en una lectura entre amigos. Saludos.