lunes, 4 de abril de 2016

[CONFESARSE DELANTE DE UN DESCONOCIDO...], Carlos Skliar


  Confesarse delante de un desconocido es darle un sitio en el mundo. Es permitirle que se calle y pueda apaciguarse. Es provocarle  una detención que por sí mismo quizá no logre nunca. Es ofrecerle secretos que jamás tuvo.

CARLOS SKLIAR, Hablar con desconocidos, Candaya, Barcelona, 2014, p. 46.
&
雷酱

0 comentarios: