sábado, 21 de mayo de 2016

[MI HERMANA NO PUEDE EVITAR...], Javier Fernández

   Mi hermana no puede evitar estremecerse ante la imagen de su madre frente a la tumba de Miguel. Cuenta cómo limpia la lápida con delicadeza, con fragilidad, con mucho mimo. Pasa suavemente el trapo húmedo, una y otra vez. Coloca muy despacio las flores, retrocede, mira, vuelve a colocarlas, retrocede, mira otra vez. Dice que no es una mujer limpiando una lápida, sino una madre bañando a su hijo.

JAVIER FERNÁNDEZ, Canal, Hiperión, Madrid, 2016, p. 61.
&
Saul Leiter

0 comentarios: