domingo, 5 de febrero de 2012

MUJERES, Roberto Moso



MUJERES

   Una mujer fuma nerviosa al borde de la carretera. Apenas lleva ropa. Sólo un par de piezas de lencería, en principio incongruentes con sus botas altas de tacón. Sus labios son rojo cereza, su pelo amarillo limón.
Justo enfrente una musulmana espera al autobús. Apenas tiene los ojos en contacto con el aire. Cubierta por tantas telas negras su aspecto evoca las amenazantes figuras de la Semana Santa.    
   "Pobre mujer, no decide por sí misma". Han pensado de forma casi simultanea.


ROBERTO MOSO, Polvo: Relatos liofilizados de pompas de papel, Erein, San Sebastián, 2010 p. 117.

0 comentarios: