viernes, 7 de marzo de 2014

INSOMNIO, Pelayo Fueyo


INSOMNIO

Hay noches en que soy como un barco fantasma
que no puede atracar en el puerto del sueño.
Así paso las horas en el mar del insomnio:
sin mirar hacia tierra, fondeado en mí mismo,
examino el trayecto y también mi conciencia:
¿Acáso las edades de mi infancia las juzgan
los niños apestados que gimen por cubierta?
¿O es en los camarotes donde las prostitutas
practican la lujuria que dictan mis deseos?
¿O, quizás, el marino que colgaron del mástil,
y al que llamaban Dios, era mi fe perdida?
Hay noches en que soy como un barco fantasma
que no puede atracar en el puerto del sueño
porque sabe que él mismo ya es una pesadilla.

PELAYO FUEYO, Parábola del desertor, Hiperión, Madrid, 1997, p. 45.
&

0 comentarios: