jueves, 14 de agosto de 2014

ESCENAS DIVERTIDAS, William T. Vollmann

ESCENAS DIVERTIDAS

   Dos hombres en traje de negocios estaban discutiendo afuera del cabaret coreano de Eddy Street.
   —¡A mí no me agarras de ese modo! —dijo uno—. ¡Me agarras así! Recuerda que este sitio es mío.
   A la altura de Ellis Street había un hombre de pie junto a su coche estropeado, contextualizando con un policía.
   —Según lo entiendo —dijo el policía—, primero le golpeó en el capó.
   —No —dijo el hombre pacientemente—. Primero me golpeó en la cabeza.


WILLIAM T. VOLLMANN, Historias del Arcoiris, Pálido Fuego, Málaga, 2013, p. 101.
&
Yorgos Papakarmezis

0 comentarios: