jueves, 9 de agosto de 2012

LLAVE, Raúl Brasca


LLAVE

   Fue triste cuando mi padre, sin que ya se la pidiera, me dio la llave de la casa. Yo casi era un adulto y él me la dio como quien pide permiso para envejecer.

0 comentarios: