viernes, 19 de octubre de 2012

NUNCA SE SABE, Pere Calders


NUNCA SE SABE
        
   De las cuatro ruedas del coche, había una que giraba al revés. Pero era la buena, porque intentaba alejarnos de una curva que nos destrozó a todos.
       


PERE CALDERS, Ruleta rusa y otros cuentos, Anagrama, Barcelona, 1984, página 290.

0 comentarios: