viernes, 14 de diciembre de 2012

SÓCRATES, Bertolt Brecht



SÓCRATES

   Tras la lectura de un libro de historia de la filosofía, el señor K. emitió un juicio desfavorable sobre los intentos de los filósofos por presentar las cosas como fundamentalmente incognoscibles. 
   –Cuando los sofistas afirmaban saber mucho sin haber estudiado nada —dijo— surgió el sofista Sócrates con la arrogante aseveración de que sabía que no sabía nada. Se habría esperado que añadiera a su frase: "pues yo tampoco he estudiado nada". (Para saber algo hace falta estudiar). Pero al parecer no siguió hablando y acaso los estruendosos aplausos que estallaron tras esa primera frase y se prolongaron por espacio de dos mil años hayan devorado cualquier frase ulterior.


BERTOLT BRECHT, Historias del señor Keuner, Alba Editorial, Barcelona, 2007, p. 132.

0 comentarios: