miércoles, 25 de marzo de 2015

COMENTARIO DOMÉSTICO, Lydia Davis


COMENTARIO DOMÉSTICO

   Debajo de toda esta suciedad
   el piso está realmente muy limpio.

LYDIA DAVIS, No puedo ni quiero, Eterna cadencia, Buenos Aires,p. 106.
&
Gervasio Sánchez

0 comentarios: