sábado, 31 de diciembre de 2016

[PEPITAS EN EL CEDAZO...], Miguel-Anxo Murado

No es que no haya nada nuevo bajo el sol, sino que todo lo que es posible, precisamente porque lo es, ocurre una vez y otra. Es nuestra capacidad de asombro y olvido, nuestro mayor don como especie, la que hace que lo que en principio es igual nos parezca diferente. Entonces podemos elegir si dejarnos llevar por el pesimismo, como tantos hacen este año, o si queremos fijarnos, en cambio, en que aquella epidemia de ébola pudo controlarse y que ya se están haciendo pruebas para una vacuna. O en que las muertes por malaria en el planeta se han reducido en un 60 por ciento. O en que dos semanas antes del referendo del brexit los países africanos acordaron crear un pasaporte único para todo el continente. O en que el hambre en el mundo estuvo este año en su nivel más bajo en un cuarto de siglo. Porque, aunque en el cedazo de los días se acumula siempre el mismo barro, hay siempre una o dos pepitas de oro que brillan entre la escoria.

Miguel-Anxo Murado, La Voz de Galicia, 31 de diciembre del 2016.
&
Karmelo Bermejo

0 comentarios: