jueves, 5 de enero de 2017

LOS CAZADORES, Ginés Cutillas

LOS CAZADORES

   Como manda la tradición, entran por el balcón tras comprobar que los padres están ya dormidos y se despliegan por el salón a toda velocidad. Mientras Gaspar coloca las cajas vacías con atractivos lazos rojos, Baltasar extiende la trampa y Melchor prepara el saco.
   El niño ya los ha oído.


GINÉS S. CUTILLAS, Un koala en el armario, Cuadernos del Vigía, Granada, 2010, p. 64.
&
Antoni Lafayette

0 comentarios: