sábado, 27 de julio de 2013

ABRIGOS, Jane Kenyon


ABRIGOS

Le vi salir del hospital
con un abrigo de mujer sobre el brazo.
Evidentemente ella no lo iba ya a necesitar.
Las gafas de sol que llevaba no podían
ocultar su cara húmeda y su desconcierto.

Como una burla el día era brillante
y suave el aire para ser diciembre. Aun así
se subió la cremallera de su abrigo y se ató
la capucha bajo la barbilla, preparándose
para un frío irremediable.




JANE KENYON, De otra manera, Pre-Textos, Valencia, 2007, p. 107.

Ilustración: Amy Friend

0 comentarios: