domingo, 1 de noviembre de 2015

LA IRRUPCIÓN, Rafael Argullol

No hay defensa posible contra la belleza, por mucho que intuyamos el desastre que probablemente se avecina. Cuando irrumpe la belleza, el futuro sacrificio carece de importancia.

(La irrupción)

&
Masao Yamamoto


0 comentarios: