domingo, 21 de octubre de 2012

SUSPIRO POR EL CABELLO CANO, Wang Wei


SUSPIRO POR EL CABELLO CANO


Las mejillas rosadas de antaño se han tornado dentadura senil.
Cabello cano al instante se ha vuelto el pelo infantil.
¡Tantas cosas en una vida desgarran el corazón!
¿Cómo disiparlas, sino por la vía de la vacuidad?


WANG WEI, 99 cuartetos de Wang Wei y su círculo, Pre-Textos, Valencia, 2000, p. 203.

0 comentarios: