lunes, 24 de diciembre de 2012

PARTIDA DE NACIMIENTO, Lêdo Ivo


PARTIDA DE NACIMIENTO

El nacimiento del día es nuestro nacimiento.
Nacemos con la aurora y nuestras manos se alzan
para ahuyentar la oscuridad que recubre el mundo
y oculta los navíos.
En la borda que nos separa del océano
somos los primeros que oyen el grito agudo de las gaviotas
que sobrevuelan los remolcadores. Y bajo el sol que avanza
como un insecto por la hoja verde de un almendro
buscamos en las aceras las primeras sombras
que anticipan la procesión silenciosa de los hombres
en las escaleras mecánicas del metro.
En el amanecer de pan y marejada, los autobuses pasan
trayendo de los suburbios los últimos restos de la noche.
Los aeropuertos se abren lentamente como las corolas.
En la maternidad de fachada ennegrecida por las lluvias
nace un niño. Y su llanto inaugural
sube por el aire de la mañana como una segunda aurora.

LÊDO IVO, El silencio de las constelaciones, Monte Ávila, Caracas, 2010, p. 179.

Traducción: Nidia Hernández

0 comentarios: