martes, 6 de enero de 2015

POESÍA, Gonçalo M. Tavares

POESÍA

   Levantaron una cárcel cuyos límites exteriores eran vallas metálicas en las que, doblando los alambres, se habían escri­to algunos de los más bellos poemas de los principales poe­tas del país.
   Aquella valla de versos que rodeaba la cárcel era eléctri­ca: cualquiera que la tocara recibiría una descarga mortal.

GONÇALO M. TAVARES, El Señor Brecht, Mondadori, Barcelona, 2007, p. 56. 
&
Antony Gormley

0 comentarios: