lunes, 30 de noviembre de 2015

[HASTA QUE NOS DE ALCANCE...], Emilio Pedro Gómez

Hasta que nos de alcance
               algún indicio de verdad
no escribir
                 sino la nada.
Escuchar
           hacia un mismo acorde
lo disperso.

Las palabras cohabitan
             en el secreto de las pausas:
desvelar al poema su intemperie.

Fundirse en el olvido
                             de los límites
igual que un ermitaño
sufre la amnesia de las sílabas.
Callarse gota a gota
                           desleírse
en el cauce más dúctil del silencio.

Ese eco de nadie
en la boca de todos.


EMILIO PEDRO GÓMEZ, Motivos de horizonte, Enkuadres, Valencia, 2015, p. 33.
&
Vilhelm Hammershøi

0 comentarios: