viernes, 24 de marzo de 2017

LA PASIÓN Y LA FORMA, Javier Vela

LA PASIÓN Y LA FORMA

Ávidos de sorpresas estelares.
al caminar descalzos por un jardín llovido,
oír -o creer oír- el sordo mohín del tiempo,
cuyo párpado acaba de moverse
tenuemente en la sombra.

Escribir, escribir, como si camináramos
por un hilo invisible,

para buscar a tientas el corazón del otro,
el sudor de su alma proyectada en la nuestra,
como una fruta nueva casi flor
o una anciana peinándose para el último baile.

JAVIER VELA, Fábula, Vandalia, Sevilla, 2017,p. 65.
&
Alexander Calder

0 comentarios: