lunes, 15 de abril de 2013

[UNA GALLINA MÁS GRANDE QUE EL GRANERO...], Charles Simic


   Una gallina más grande que el granero picotea a las demás gallinas como si fueran granos de maíz blanco. La leyenda dice que es mi bisabuela. Corremos para salvar el pellejo, con mi bisabuelo en cabeza. «¡Te quitaremos las gafas, Cornelia!», le grita por encima del hombro.
   Nos engulló igualmente. Era como lo que le pasó a Jonás dentro de la ballena, salvo por la joven novia de pueblo con la que nos encontramos. Nos dio la bienvenida con una sonrisa misteriosa y nos mostró las camas donde pasaríamos nuestra larga cautividad.
   «Será mejor que detengas esta locura, querida», oímos que susurraba nuestro bisabuelo antes de caer dormidos.



CHARLES SIMIC, El mundo no se acaba, Vaso Roto, Madrid, 2013, p. 93.
Traductor: Jordi Doce

0 comentarios: