lunes, 3 de noviembre de 2014

UNA NOCHE CUALQUIERA, José Luis Hidalgo

UNA NOCHE CUALQUIERA

(Esquema)

La luna estaba en el cielo
como un sexo bajo falda.

Dos gruesos arboles eran
sus muslos de copas blancas.
Los arroyos le ponían
sus zapatitos de plata.

Y mientras tanto, la luna,
como un sexo, palpitaba...

JOSÉ LUIS HIDALGO
&
Claudio Parmeggiani

0 comentarios: