domingo, 25 de agosto de 2013

ARS LECTORA, Adriana Azucena Rodríguez


ARS LECTORA

   Anoto, subrayo y pongo asteriscos porque mientras leo hablo con el libro. Él a veces me contesta, a veces no. En ocasiones sólo habla él, otras sólo hablo yo.
  Cuando regreso a un libro que ya había marcado, es como si escuchara una conversación ajena, cuyos detalles y antecedentes desconozco aunque esté familiarizada con los interlocutores. Y después de un esfuerzo inútil, concluyo que esa conversación es estúpida.

ADRIANA AZUCENA RODRÍGUEZ, Postales (Mini-hiper-ficciones), México, Fósforo-Inba, 2013, p. 60.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué espléndido relato-ensayo, que hace recordar al Reyes de buen humor y ánimo chispeante.

La alusión a Quevedo conduce a un monólogo divertido que sucede frente a la "conversación" que a veces pomposamente suele sacar a pasear la gente.

Celebro tu habilidad, que admiro y de la que me encantaría leer más.

Muchos saludos.

Gabriel Ramos