domingo, 8 de septiembre de 2013

CONTRARIEDAD, Blau Carras


CONTRARIEDAD

   Hace unas horas era una mariposa que revoloteaba sobre la cabeza de un chino dormido. Después me desperté y fui un dinosaurio. ¿Soy un dinosaurio que recuerda haber soñado que era una mariposa sobrevolando a un chino o una mariposa que sueña ahora que es el dinosaurio que lo mira dormir? Chuang Tzu, soñador de este dilema, despierta y constata molesto que el dinosaurio todavía está allí. Intuye las incasables multitudes que repetirán esta pueril solución del bello enigma y lamenta amargamente su inoportuno despertar.

Blau Carras


RAÚL BRASCA & LUIS CHITARRONI, Antología del cuento breve y oculto, Sudamericana, Buenos Aires, 2001,  página 200.

Ilustración: Dustdevil & Crow: ... and chiang tzu dreamed that he was me

1 comentarios:

María Gomes dijo...

Me pregunto si es importante si es una mariposa o un dinosaurio. Por cierto; cuando piensa que es una mariposa puede volar como una mariposa, y cuando piensa que es un dinosaurio puede correr y rugir. Los dos son buenos entonces ¡sólo puede disfrutar de cualquiera como complace!