martes, 20 de noviembre de 2012

EL GRILLO, Jules Renard



EL GRILLO

   Es la hora en la que, cansado de vagabundear, el insecto negro vuelve de paseo y arregla con cuidado el desorden de su terreno.
   En primer lugar rastrilla sus caminillos de arena.
   Fabrica serrín y lo esparce en el umbral de su morada.
   Lima la raíz de esa hierba grande que le molesta.
   Descansa.
   Luego da cuerda a su minúsculo reloj.
   ¿Ya se ha acabado? ¿Está estropeado? Descansa un poco más.
   Entra en su casa y cierra la puerta.
   Durante un buen rato hace girar la llave en la delicada cerradura.
   Y escucha:
   Fuera todo está en calma. Pero no se siente seguro.
   Y por una cadenilla cuya polea chirría desciende hasta el fondo de la tierra.
   Ya no se oye nada.
   En el campo enmudecido, los álamos se alzan como dedos en el aire y señalan a la luna.

JULES RENARD, Historias naturales, Debolsillo, Barcelona, 2008.



ESCULTURA: Edouard Martinet

0 comentarios: