miércoles, 24 de abril de 2013

[ANA...], Guido Ceronetti



   Ana, nombre en baja... La razón quizá estribe en su excesiva polisemia, en sus significados que se oponen a la necesidad de adaptarse al endurecimiento y a la insensibilidad. En las lenguas semíticas, como el árabe y el hebreo, es gracia, amor, afecto, mujer, esposa, apostura, misericordia, compasión, piedad, mugido de camello. En árabe (Kazimirski), hannanah es el susurro del arco cuando dispara la flecha y al mismo tiempo, —arco melodioso— la mujer divorciada que habla con ternura del hombre con el que ya no vive. Anetta, Annina, Annushka, Ania, Annette, Ann, Hanna, Ana, Anita. Inimaginable, con semejante nombre, nomen-binen, la falta de clemencia.

GUIDO CERONETTI, Los pensamientos del té, Muchnik, Barcelona, 1994, p. 107.





 

0 comentarios: