miércoles, 4 de mayo de 2011

BREVERISMOS III, Joaquín Collantes


VIVIR DEL CUENTO
A los hermanos Grimm les molestaba que dijeran que vivían del cuento.
BOXEADOR POETA
El boxeador resultó ser un sensible poeta, aunque reconocía que era dificilísimo escribir con los guantes puestos.
SUEÑOS BAJO EL ASFALTO
Al leer en una pintada que aparecía en una pared en París, en el mes de mayo de 1968, que bajo los adoquines estaba la playa, el poeta soñador se puso a cavar. Pero solamente encontró tuberías, conductos oxidados, capas de asfalto, alcantarillas apestosas y, ahondando un poco mis, el túnel del metro.
PLUMAS Y PISTOLAS
El escritor aseguraba que su pluma era un arma más contundente que la pistola de un militar. Se dio cuenta de su error cuando el militar le rompió la pluma de un disparo de su contundente Parabellum.
LEER A FLAUBERT
—Eso te pasa por no leer a Flaubert —le dijo a su hijo adolescente, cuando ya no sabía qué decirle.
DIDEROT VENDEDOR
—¡He vendido una enciclopedia! —gritó entusiasmado el vendedor de libros, en el año 2010... lo mismo que gritó Diderot en el año 1772.
POETA Y LOCO
Cuando le preguntaron quién era, contestó: Un poeta amigo del mar y de las nubes. Y nadie lo tomó por poeta, pero sí por loco.
DESCARTES DESCARTADO
Compré en el quiosco, una vez más, las Obras Completas de Descartes, por 7,75 euros.Y una vez mas, no las leí.
NO LEÍDOS
Seleccionó de su biblioteca los libros que, un verano más, no iba a leer en vacaciones.


JOAQUÍN COLLANTES, Breverismos, Clarín, Oviedo, may-jun 2010, pp. 42-43.

0 comentarios: