domingo, 15 de mayo de 2011

FELICIDAD, Fabián Vique

FELICIDAD
        
Me gustaban sus ojos. Le saqué una foto y empapelé toda mi habitación con su mirada. Me gustaba su voz. La grabé y ahora la escucho todo el día y toda la noche. Estoy tan a gusto en mi cuarto que hace meses que no salgo.
Mi familia le rogó que viniera para sacarme del encierro. Ayer golpeó mi puerta. Me pidió que saliera, quería que diésemos un paseo. No consiguió arrancarme de mi felicidad.

0 comentarios: