miércoles, 19 de octubre de 2011

CANCIÓN PARA UNA DAMA, ANNE SEXTON


CANCIÓN PARA UNA DAMA
        
El día de los pechos y las pequeñas caderas
la ventana acribillada por una desapacible lluvia,
lluvia arreciando como un pastor,
nos acoplamos, tan cuerdas y tan locas.
Yacimos como cucharas mientras la siniestra
lluvia caía como moscas sobre nuestros labios
y sobre nuestros ojos felices y nuestras pequeñas caderas.
        
«El cuarto está tan frío con lluvia», dijiste
y tú, femenina tú, con tu flor
rezaste novenas a mis tobillos y a mis codos.
Eres un producto nacional, un poder.
Oh mi cisne, mi esclava, mi querida rosa de lana,
incluso un notario daría fe de nuestro lecho
mientras tú me amasas y yo me elevo como pan.


SONG FOR A LADY
      
On the day of breasts and small hips
the window pocked with bad rain,
rain coming on like a minister,
we coupled, so sane and insane.
We lay like spoons while the sinister
rain dropped like flies on our lips
and our glad eyes and our small hips.
        
«The room is so cold with ram,» you said
and you, feminine you, with your fiower
said novenas to my ankles and elbows.
You are a national product and power.
Oh my swan, my drudge, my dear wooly rose,
even a notary would notarize our bed
as you knead me and I rise like bread.

ANNE SEXTON, Poemas de amor, Linteo, Ourense, 2009, pp. 108-109.
Traducción: Ben Clark

1 comentarios:

judit dijo...

ah, Anne Sexton. Tan loca y tan sublime. Su poesía, atormentada por el desasosiego,es profundamente hermosa y original. Una mujer enloquecida como una cabra, una prosaica ama de casa norteamericana de finales de los 60s, nos ha señalado el camino de lo más puro de la poesía..